Euribor hoy: 0,549

4 de enero de 2012

Euribor media: 0,545


La crisis económica cumple un lustro

La crisis cumple un lustro

10 de agosto de 2012

Cinco años de crisis. Un lustro lleno de padecimientos y de dramas sociales. La crisis parece no tener fin.

    La crisis económica ha cumplido ya cinco años. Han sido cinco años muy duros, llenos de incertidumbre, sufrimientos, penalidades y de auténticos dramas para millones de personas en todo el mundo. El día 9 de agosto de 2007 estalló la crisis de las hipotecas subprime o hipotecas basura en Estados Unidos. Estas hipotecas basura que se concedieron de forma masiva a personas con escasas o nulas perspectivas de hacer frente a ellas, enfermaron el sistema financiero internacional, ya que con un solo clic se vendían a entidades bancarias de todo el mundo, incrustadas de paquetes estructurados con nombres atractivos. Se produjo un estrangulamiento de la fluidez del dinero en los bancos que provocó que los bancos cerrarán el crédito a empresas y familias.

    En España, el estallido de la crisis financiera coincidió con el estadillo de la burbuja inmobiliaria, motor número uno de crecimiento en España y adquirió tintes muy virulentos ya que al impactar dos estallidos de forma paralela, estos multiplicaron sus efectos y sus nefastas consecuencias. El estallido de la burbuja inmobiliaria sin la crisis financiera hubiera sido mucho menos dañino y se hubiera superado de forma más rápida. De esta manera, durante los cinco años de crisis el número de desempleados se ha multiplicado por tres en España, la bolsa se ha desplomado y la prima de riesgo se ha disparado.

    A la crisis hipotecaria y financiera, le siguió la crisis de deuda, puesta en evidencia a través de la famosa prima de riesgo, que si en 2007 en España era de 12 puntos básicos,  ha llegado a señalar los 630 puntos básicos, siendo este de momento su máximo histórico. La crisis de deuda sobrevino porque la crisis económica producía destrucción de puestos de trabajo, menos consumo y por consiguiente menos recaudación por parte del Estado y más gasto para cubrir a los desempleados con su prestación. Por otra parte la perdida vertiginosa de puestos de trabajo llevó a los Gobiernos a poner en marcha planes de estimulo a la economía, que tenían la contrapartida de provocar déficit. Más gastos y menos recaudación constituyó un buen cóctel para que la prima de riesgo se disparara. La prima de riesgo debemos entenderla como el gravamen que demandan los inversores para comprar la deuda de un Estado, y si estos interpretan que el país tiene menos posibilidades de poder pagar su deuda, la prima de riesgo sube, es decir, piden más intereses por prestar dinero, y el Estado debe dedicar más dinero a pagar los intereses de su deuda.

     Actualmente, con el fin de que la prima de riesgo se relaje y se pida menos dinero por el dinero que prestan al Estado, se están aplicando severos ajustes, fuertes recortes del gasto público y reformas estructurales. Pero los recortes tienen también la contrapartida de que suponen mucho menos poder adquisitivo por parte de muchas familias. Este menor consumo inevitablemente generan más desempleo ya que las empresas cierran por falta de ventas y además provoca menos recaudación, ya que una parte del dinero que engruesa las arcas del Estado viene a través del consumo de los ciudadanos. Parece que actualmente nos encontramos en un círculo vicioso del que resulta cada vez más difícil salir, y España actualmente esta muy cerca del rescate.


Euribor. 10 de agosto de 2012 Contador-visitas Lecturas: 1457

Web